LETRA  r - 2019

ONGAWA_COLOR_POS_RGB.jpg
 

Mejora del acceso al agua y a la salud en la comunidad de Zirai

El proyecto busca solventar los problemas que encuentra el personal de salud del dispensario de Zirai, para lavar y limpiar los utensilios y materiales sanitarios, especialmente aquellos usados en el área de maternidad, donde se atienden partos. Actualmente esta actividad se realiza directamente en el cauce del río Zigi, provocando la contaminación de un recurso del que toman agua más de 9.000 personas. Para revertir esta situación se propone la construcción de un lavadero y un sistema de tratamiento de sus aguas residuales.

La zona de intervención del proyecto se sitúa en el noreste de Tanzania, en el Distrito de Muheza, perteneciente a la región de Tanga, dentro de la cuenca alta del río Zigi. La comunidad en la que se encuentra el dispensario con el que se trabajará es Zirai, perteneciente a la kata(*) que lleva ese mismo nombre (coordenadas: 4°59'40.82"S, 38°39'05.92"E).


El distrito de Muheza tiene una población de 204.461 personas y se caracteriza por un alto nivel de pobreza y de vulneración de derechos humanos. Según datos de 2011, el valor de la renta per cápita en el distrito fue de casi el 50% respecto a la renta per cápita regional, y tan solo un 16% respecto a la nacional.


Según la línea de base realizada por ONGAWA en 2016, esta situación se agudiza aún más en la cuenca alta del río Zigi donde aproximadamente el 80% de las familias ingresan menos de 1,5 US$ por persona al día. La agricultura constituye la actividad principal (95% de las familias) y carece de diversificación. El gasto en educación por familia es inferior a 50 euros al año en el 76% de los casos.


En el Distrito de Muheza, según datos del informe de desarrollo humano 2005, la tasa de mortalidad de niños menores de 5 años era de 158 por cada 1.000, muy por encima de la media nacional que se situaba en 112. Dos de las causas principales que contribuyen a este alto nivel de mortalidad infantil, son la situación de acceso a agua, saneamiento e higiene y la calidad de la atención sanitaria.

La atención a la salud queda comprometida, entre otras causas, por el aislamiento en el que se encuentran las comunidades rurales (el hospital de referencia se encuentra en la capital del Distrito a más de 3 horas en vehículo todo terreno para algunas comunidades y más del doble en temporada de lluvias) y la deficiente red de dispensarios locales (1 de cada 3 comunidades carecen de ellos), que además cuentan con medios muy deficientes para garantizar un servicio de calidad. En el caso de Zirai, el dispensario existente se encuentra a 1 hora a pie de la comunidad más cercana y a 3 horas a pie de la comunidad más alejada ya que la mayoría de los barrios no son accesibles en coche. Se trata del único servicio de salud existente para atender a toda la población de esa kata, que asciende a 4.258 personas.


La falta de acceso a agua, saneamiento e higiene en condiciones adecuadas, provoca enfermedades fácilmente prevenibles como la diarrea, especialmente grave en la población infantil de Tanzania, donde causa por sí sola del 13% de las muertes de niños entre 1 y 5 años (Estimates of child cause of death, Diarrhoea 2018. UNICEF). En Zirai la situación de acceso a agua ha sido muy crítica hasta hace apenas unos meses. La población no tenía acceso a fuentes mejoradas de ningún tipo y solo contaba con el cauce del propio río Zigi o pequeñas fuentes excavadas a mano, estacionales y no seguras. Una actuación de ONGAWA y el Gobierno de Muheza iniciada recientemente está revirtiendo esta situación: La comunidad ya cuenta con 1 nuevo punto mejorado de suministro público que depende de la nueva red de abastecimiento que ha sido construida por el mismo consorcio en la comunidad vecina de Kwelumbizi y el año que viene se acondicionarán 5 manantiales tradicionales. Todos los puntos de agua cumplirán la legislación tanzana que establece que deben estar a menos de 400 metros de los hogares, proporcionar agua de calidad y el ratio usuarios/fuente debe ser menor de 250.

Sin embargo, existen aún retos importantes en cuanto a la adopción de hábitos higiénicos que eviten la transmisión de vectores, especialmente en el caso de los centros sanitarios, área en la que este proyecto pretende incidir

Desde que iniciara su trabajo en Muheza, todas las iniciativas de ONGAWA en esta zona han sido llevadas a cabo conjuntamente con el Gobierno del Distrito, y se han concentrado en la zona alta del río Zigi, donde se encuentran las katas de Zirai y Misalai. Además de en agua y saneamiento, se han llevado a cabo iniciativas de mejora de la gestión de los recursos naturales (bosque, suelo y recurso agua), como condición indispensable para garantizar la sostenibilidad de las nuevas actuaciones.

 

En Zirai cabe destacar el proyecto “Promoción del Derecho Humano al Agua en el distrito de Muheza”, actualmente en ejecución con fecha de fin prevista para marzo de 2019, con el que se está dotado a la comunidad de puntos de agua públicos que garantizan el acceso en calidad y proximidad, y se ha mejorado la situación del acceso a saneamiento en escuelas y a nivel domiciliar. La presente propuesta complementa esta componente de mejora del saneamiento.

 

En el último período, a través del trabajo y fortalecimiento de la Asociación de Usuarios de la zona alta del río Zigi, se ha identificado la urgente necesidad de abordar la problemática que tienen los centros de salud en la zona, para realizar el lavado de utensilios y materiales sanitarios, que en ausencia de otras instalaciones, llevan a cabo en el propio río. Esta práctica está causando una importante contaminación del río Zigi y pone en riesgo la salud de miles de personas.

 

Fruto de los esfuerzos importantes destinados a intentar eliminar los puntos de contaminación existentes en el río Zigi, vinculados a esta práctica de los centros de salud, se ha logrado poner en marcha la iniciativa “Mejora de la calidad de los recursos hídricos en la cuenca alta del río Zigi”, con la que conseguirá eliminar 6 puntos de contaminación con la construcción del mismo número de lavaderos. Con el apoyo del PROYECTO ESPERANZA se lograría hacer lo mismo en el punto de contaminación restante de los 7 identificados como prioritarios.

 

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Ámbito de actuación: Agua y salud
Periodo de ejecución del proyecto: 9 meses (enero-septiembre 2019)
Importe total presupuestado: 7.735 Euros
Importe total solicitado: 6.885 Euros

Objetivo

El objetivo principal del proyecto es mejorar las condiciones sanitarias en las que se brinda atención a más de 4.000 personas en el centro de salud de Zirai, mediante la construcción de un lavadero específico, que asegura que los usuarios del dispensario reciban un servicio más seguro y adecuado. Los materiales usados en el dispensario de salud estarán, en este caso, lavados en una instalación adecuada, con un punto de agua controlada, y bajo la supervisión del comité de salud comunitario existente.


Además, la construcción del lavadero junto a su sistema de tratamiento de agua permite eliminar el punto de contaminación en el río Zigi, contribuyendo así a prevenir las enfermedades de origen hídrico en las casi 10.000 personas que se abastecen del mismo en la zona de aguas abajo.


La actuación de construcción será complementada con la formación práctica del personal del comité de salud comunitaria del gobierno, adquiriendo, tanto hombres como mujeres, capacidades adecuadas para la operación y mantenimiento de los lavaderos y promocionar su uso. En el anexo 4 puede verse el cronograma de ejecución con las actividades principales de implementación contempladas.


El proyecto trabaja en la línea del alcance del Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda de 2030, establecida en 2015, en el que se pretende "garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos", y específicamente, la meta de mejorar la calidad del agua.

Información técnica

zona de lavado.PNG

Lugar donde actualmente se realiza el lavado de ropa de cama y resto de accesorios para la atención a pacientes del dispensario de Zirai

El proyecto se llevará a cabo conjuntamente con el Gobierno del Distrito de Muheza (en adelante, Distrito de Muheza), con el rol de contraparte principal del mismo, y con el apoyo de ONGAWA-Tanzania, delegación de ONGAWA en el país, como entidad local co- ejecutora.


El Distrito de Muheza es la administración local constituida para la zona geográfica que lleva el mismo nombre. El Distrito tiene competencias descentralizadas en las áreas de educación, salud, agua y saneamiento, entre otras. El máximo órgano de gobierno es el Full Council (Consejo) en el que participa un representante de cada kata, del propio Distrito y del Ministerio. Además el Distrito tiene un director/presidente, denominado DED (de sus siglas en inglés de District Executive Director, Director Ejecutivo del Distrito), que dirige y coordina los distintos departamentos ejecutivos. En el caso de Muheza existen 12 departamentos (ver organigrama en anexo 3) y un total de 2.185 trabajadores.

El lavadero está compuesto por ocho módulos de 80x60 cm cada uno y con una separación de 20 cm entre módulos. La distribución de agua se hace mediante cuatro grifos y cada módulo dispone de un sistema de drenaje que dirige el agua a una tubería común de diámetro de 3". Tal y como se señaló en el epígrafe 3.3., el diseño contempla que los materiales a utilizar sean de uso común y estén plenamente disponibles en en el lugar de intervención. Así, el lavadero se construye sobre una cimentación de concreto y está compuesto por cemento y hormigón armado con unos redondos de refuerzo de 10 mm de diámetro. La dimensión total de la estructura es de 420x120x250 cm (ver croquis en anexo 5).

La construcción de los lavaderos propuestos incluye una fosa de 19 m3 - indicada en el croquis como ‘Disposal tank (19 m3)’ - para recoger el efluente producido en las pilas. Esta fosa de decantación y drenaje constituye un tratamiento primario sencillo y efectivo que consigue la eliminación de sólidos en suspensión (flotantes y sedimentables), y la consiguiente reducción de la carga contaminante biodegradable asociada a parte de ellos. Los métodos constructivos más comunes se pueden apreciar en las siguientes fotografías:

Ejemplo de fosa rectangular. Detalle del relleno de grava para aumentar la retención de sólidos en suspensión y dar consistencia a la excavación.

Ejemplo de fosa cilíndrica. Detalle de la pared de obra para permitir el drenaje y dar consistencia a la excavación.

En la fosa de decantación, también se producen reacciones de digestión que logran una reducción adicional1 de la DBO (demanda biológica de oxígeno) principal tipo de contaminación, junto a la microbiológica, de los efluentes que se pretenden tratar en el entorno de estos dispensarios.


Además, este tipo de fosas aumentan el tiempo de retención del efluente de manera que se garantiza, junto a la percolación posterior en el terreno, un período de tránsito superior a los 50 días, (tiempo máximo estimado2 que pueden sobrevivir fuera del cuerpo los tipos de contaminantes bacteriológicos de origen humano más resistentes, como por ejemplo los coliformes fecales) de manera que dicho efluente se puede considerar libre de contaminación cuando alcanza el curso del río. Se ha estimado que el terreno arcilloso que predomina en toda el área del proyecto presenta una conductividad hidráulica del orden de 0.05-0.15 pulgadas/hora. Por tanto, y en base a las consideraciones mencionadas, mantener una distancia 30 metros entre la fosa y la masa de agua proporcionará un amplio margen de seguridad. Se ha comprobado que es posible cumplir con esta premisa en las ubicaciones propuestas por la Asociación de Usuarios Zigi-Juu para los lavaderos, y este es uno de los factores que confirma la viabilidad de la solución.

La simplicidad y la robustez de la solución escogida facilitan su mantenimiento sin necesidad de apoyo externo de ningún tipo. Todos los materiales para una eventual reparación (ver presupuesto desglosado en epígrafe 6) son asequibles, de uso común en las comunidades y se encuentran disponibles en Muheza, capital del distrito. Tal reparación puede ser abordada sin dificultad contando con las capacidades técnicas existentes en las comunidades, y en caso necesario con el apoyo del departamento de agua del Distrito de Muheza.

Para más información sobre el proyecto, aquí están colgados todos los documentos del proyecto:

 

¿ Qué vámos a hacer para recaudar el dinero ?

Este año vamos a realizar un evento en el que participaremos todos! UNA PAELLA SOLIDARIA!! 

El Colegio de la Presentación, tan amable con nosotros como siempre, nos ha cedido sus instalaciones para celebrar una paella solidaria el próximo 25 de mayo Sábado.

En breve empezaremos a colgar los detalles del evento, así como las participaciones para acudir ese día.

Sois todos bienvenidos y cuantos más mejor! Uníos a nosotros a disfrutar ese día en el que podremos recaudar lo suficiente una vez más para mejorar un poquito la vida de aquellas personas que no pueden por sí mismas.